Prefiero una locura que me entusiasme a una verdad que me abata