Temer al amor es temer a la vida, y los que temen a la vida ya están medio muertos